lunes, 16 de agosto de 2010

GM Coach en Brasil (parte 2)

GM COACH EN BRASIL (PARTE 2)


video













El GM Coach que todavía rueda.





La admiración por vehículos antiguos lleva a un tradicional empresario de transportes a realizar un excelente trabajo de recuperación del famoso GMC PD4104.

La empresa paulistana Turismo Santa Rita, que opera en el segmento de fletamento continuo y eventual, mantiene en su sede, en San Pablo, un museo con vehículos que participaron de la trayectoria de la compañía. Santa Rita surgió en 1963 de manos de Jerónimo Ardito, su actual director presidente. En el museo hay más de una decena de ómnibus en excelente estado de conservación capaces todavía de realizar con perfección los servicios ofrecidos por la empresa. Entre los vehículos, uno llama la atención, reverenciado ya que es como un símbolo de una época en que viajar en ómnibus podía ser considerado una aventura. Se trata del ómnibus número 22, un GMC PD 4104, también conocido como Coach; un vehículo clásico, fabricado en 1956, y que incorporo conceptos hasta entonces inimaginables por los usuarios; el confort de la inédita suspensión neumática y del sistema de aire acondicionado, y la visual agradable proporcionado por los vidrios ray-ban . Todo reunido en una carrocería de diseño singular, compuesta de chapas de aluminio y estructura en duraluminio.






Desde los primeros tiempos de enamoro con el modelo hasta su adquisición, pasaron casi cuarenta años. Jerónimo Ardito recuerda un tiempo de encanto, en los idos años 60s, cuando, transportando Romeiros en su Chevrolet de 1954 a gasolina, hasta hoy conservado, competía con los potentes PD 4104 de la Viaçao Cometa, que hacían la unión entre las dos principales capitales brasileñas, Río y San Pablo, por la rodovia Presidente Dutra recién asfaltada. El encanto viro en pasión. Poseer el vehículo sería el sueño perseguido en los años siguientes. “Intente comprar un ejemplar de la Cometa en 1974, pues había expirado el plazo de operación del vehículo en líneas regulares, que era de 20 años, conforme a la norma de DNER de la época, pero mis tentativas fueron frustradas”, recuerda Ardito.




El PD 4104 está equipado con un motor de 2 tiempos Detroit Diesel (marítimo), con seis cilindros y 211 hp. Esta localizado en la parte trasera, en sentido transversal, y tiene, como es característica peculiar en los motores de ese tipo, la emisión de humo blanco. “La configuración fue mantenida intacta. El vehículo posee un sistema de aire acondicionado con motor propio, Continental, de cuatro cilindros, a gasolina, y los frenos de aire de la marca Westinghouse” resalta Ardito.

En California



La realización del sueño de tener o vehículo comenzó a materializarse en el año 2000, cuando un amigo de Ardito, en viaje por los Estados Unidos, encontró el modelo en el Estado de California. Pertenecía a una iglesia Bautista. Entre el envío de fotos, intercambio de informaciones y el proceso de importación, fue necesario más de un año. La importación se dio a través de Miami, pero como el vehículo estaba en California, el transbordo fue realizado encima de una chata. “La importación de automóviles antiguos de los Estados Unidos es solamente vía Miami. Como yo no sabia si el ómnibus soportaría la ruta, hayamos mejor transportarlo en una chata”, comenta Ardito. Pero después del desembarque en el puerto de Santos, el GM llego rodando al garage de la empresa. Solo entonces fue evaluado más detalladamente, constatándose lo que se debería hacer en la reforma. La tarea de restauración estuvo a cargo de Sidnei Ardito, hermano de Jerónimo. Fueron necesarios 4 meses y medio para que se completase la renovación del vehículo.





“La ficha todavía no cayo para nosotros” afirma Ardito. “Primero porque el ómnibus está en el Brasil. Segundo, porque está en excelente estado de conservación. Y tercero, porque es nuestro”
Mantenido en su configuración original, (fue producido por encargo de la norte-americana Greyhound), el PD 4104 posee un salón de pasajeros con 41 asientos, de tapizado claro.
Cuenta con sistema de refrigeración y calefacción, siendo los ductos de aire caliente localizados debajo de los asientos y los de aire frío en las ventanas, ya que la tendencia del aire caliente es la de subir y la del aire frío descender. Todo es controlado por una válvula termostática. El enchapado externo se destaca por el brillo, reflejando casi como un espejo las imágenes que acompañan al GM en su trayectoria.
Tiempos atrás, Ardito reunió algunos de sus colegas del Club de Chevrolet, de San Pablo, para un viaje a bordo del Coach, rumbo a Riberao Preto, en el interior del Estado. En una choperia famosa de la ciudad, conmemoraron el resultado de la reforma.Preservar la memoria del transporte colectivo no es algo muy común en el país. Pero en los últimos tiempos, algunos empresarios vienen revelando sus preciosidades, en general mantenidas con esmero. Son vehículos que muestran la trayectoria de sus empresas a lo largo de años de operación.



Extraido de Revista ABRATI de ejemplar de Setiembre de 2005

Escrito por: Antonio Ferro


Fotos: Revista ABRATI

Traducido y recopilado por: Enrique Fernández (Montevideo - Uruguay)

No hay comentarios:

Publicar un comentario