martes, 28 de junio de 2011

FUTURLINER (LA CARAVANA DEL PROGRESO)

Fotos: http://www.futurliner.com/







Hace más de 70 años, General Motors Corp. lanzó una flota de vehículos descomunal de la talla de la que nunca se había visto antes.
El frente, de los gigantes de colores parecía la primera generación, de las locomotoras diesel. En la parte trasera, tenían un gran parecido con un casco de los soldados romanos.
La línea del techo trasero, cuando se ve desde el lado, reveló las líneas de diseño que se incorporaron en los autobuses de modelos siguientes. La vista lateral también destacó lo que parecía ser laminados, molduras de metal acanalado, similar a la encontrada en los autobuses antiguos.
Estos fueron los GM Futurliners, una docena de ellos, de diseño personalizado, y con exposiciones a bordo, recorrieron los Estados Unidos, durante 11 meses al año, dando a los visitantes una visión del futuro.






Fotos: http://www.futurliner.com/












Cuando Estados Unidos entró oficialmente en la Segunda Guerra Mundial, se abandono la recorrida. Que resurgió en la década de 1950 antes de desaparecer por completo.
Era el año 1933 y la Feria Mundial, fue atrayendo a cifras record de multitudes en Chicago.
En esos años, los negocios dominaban en los Estados Unidos, y General Motors, como corporación más grande del mundo dominaba el negocio. Para vivir o trabajar en el mundo de General Motors, debias conocer, al menos por su reputación, a Charles Kettering, o "Boss Kett" (Jefe Kett).
Junto con su socio de negocios de National Cash Register, Edward A. Deeds, fundaron Dayton Engineering Laboratories Co. (DELCO), ahora Delphi. La pareja vendió DELCO a General Motors y se unió a la compañía más grande. Con grandes recursos financieros, Kettering era capaz de poder desarrollarse en muchas áreas de investigación de ingeniería.
Durante el año siguiente a la Feria de Chicago, GM desarrolló la idea de una Caravana del Progreso (Paradase of Progress). Ocho camiones fueron diseñados, fabricados y pintados de rojo y blanco. GM los llamó "Streamliners", y los cargó con exhibiciones diseñadas para ofrecer a los visitantes una visión del futuro.
Finalmente, en febrero de 1936, la Caravana del Progreso se puso en marcha a Lakeland - Florida Además de los ocho Streamliners, había nueve camiones con remolque GMC y Chevrolet, y un Chevy 1936 "coche comando".
Tres años más tarde, después de la Feria Mundial de Nueva York de 1939, GM decidió actualizar y ampliar la flota de la Caravana del Progreso. Así, cinco años después de que los Streamliners habían entrado en servicio, una nueva flota de vehículos, los reemplazaron los Futurliners,. Los 12 nuevos vehículos fueron pintados de rojo y blanco ártico. El revestimiento laminado, de metal acanalado fue realizado por una acumulación de las tiras de metal separadas. Cada tira cóncava se acopla a otro con una tira de metal.

Los Futurliners fueron de 33 pies 8 pulgadas de largo, 96 pulgadas de ancho y 11 pies y 4 pulgadas de alto. Pesaba 33,000 libras y fueron montados con un motor de 6 cilindros a gasolina de 145HP. Vinieron equipados con componentes con nombres tan legendarios del automóvil como: Body Fisher, Hydramatic, Saginaw Steering, Frigidaire y Guide Lamp.
En Febrero de 1941 se vio comenzar la segunda Caravana del Progreso. En siete meses, 2.454.955 personas visitaron las exposiciones. La Segunda Guerra Mundial interrumpió la gira, sin embargo, los 12 vehículos fueron almacenados.
En 1953, General Motors desempolvo de su plan que ya tenia 20 años de la Caravana del Progreso. Los Futurliners de 1940 salieron del almacén. Ellos se han mejorado mecánicamente y reformado completamente.
Con esta última versión de la Caravana del Progreso, se salió a la carretera, el Presidente de GMC Harlow H. Curtis, dijo: "Las naciones presentes en el liderazgo mundial dependen en gran medida de la investigación y la ingeniería. La Caravana del Progreso cuenta esa historia. Esperamos, además, que el desfile pueda ayudar a las personas a obtener un conocimiento más amplio de la industria norteamericana y su papel en nuestra vida de hoy”.
De los 12 Futurliners construidos, nueve se han conservado, cuatro de ellos están restaurados. Uno se encuentra en Canadá como el Fidomobile, con publicidad rodante de una red PCS digital. Otro está siendo restaurada en el National Automotive and Truck Museum en Auburn, Indiana; Bob Valdez, de California, construyo el único motor home. Y el último lo posee Peter Pan Bus Lines.





















Fotos: Revista Bus Ride, ejemplar de Febrero del 2001










video

Video:http://www.youtube.com/watch?v=mtHMwK1ZAag&feature=related









Extraido de: Revista "Bus Ride" ejemplar de Febrero del 2001, articulo escrito por: Herbert Pence.




Traducido y recopilado por: Enrique Fernández (Montevideo - Uruguay)

No hay comentarios:

Publicar un comentario